Conozcamos un poco sobre la Enfermedad de Alzheimer

Alzheimer Fuente: www.citrage.com

La enfermedad de Alzheimer fue descrita por primera vez por Alois Alzheimer en 1907, y en el 1930 se describió por primera vez una forma familiar de esta enfermedad.

Es una enfermedad que se manifiesta como deterioro cognitivo y trastornos conductuales. Se caracteriza en su forma típica por una pérdida de la memoria inmediata y de otras capacidades mentales, a medida que las neuronas mueren y diferentes zonas del cerebro se atrofian.

Después de la demencia tipo Alzheimer, la más frecuente es la demencia de tipo vascular.

Para la demencia tipo Alzheimer se han postulado múltiples causas.

La hipótesis genética se apoya en la gran relación de la enfermedad con la Trisomía 21 (Síndrome de Down), la cual dio las pistas para descubrir el gen que codifica la proteína precursora de amiloide o PPA.

Una porción de esta proteína es conocida como la proteína beta-amiloide, que cuando se acumula produce el déficit cognitivo o pérdida de la memoria.

La gran mayoría de los pacientes de esta enfermedad tienen o han tenido algún familiar con dicha enfermedad. También hay que decir que una pequeña representación de los pacientes de Alzheimer es debido a una generación autosomal dominante, haciendo que la enfermedad aparezca de forma temprana. En menos de un 10% de los casos, el alzhéimer aparece antes de los 60 años de edad como consecuencia de mutaciones genéticas.

La edad avanzada es el principal factor de riesgo para sufrir Alzheimer.

Un número de investigaciones recientes ha relacionado la demencia, incluyendo la enfermedad de Alzheimer, con desórdenes metabólicos, particularmente con la hiperglicemia  y la resistencia a la insulina. La expresión de receptores de la insulina ha sido demostrada en las neuronas del sistema nervioso central, preferentemente en las del hipocampo.

Cuadro Clínico

Por lo regular el examen neurológico de los pacientes con Enfermedad de Alzheimer, no evidencia hallazgos patológicos relevantes, excepto alteraciones de la marcha (pérdida del equilibrio y de la agilidad para mantener la postura o caminar).

El diagnóstico de la enfermedad es eminentemente clínico, incluso es posible que el examen neurológico, y todos los análisis de laboratorios y de imágenes sean normales en algunos casos.

Para hacer el diagnóstico de Enfermedad de Alzheimer, primero hay que descartar todas las causas probables de demencia.

Un cuadro clínico a tener en cuenta a la hora de pensar que un paciente padece de Enfermedad de Alzheimer, es la Seudo-demencia depresiva (el paciente con depresión, presenta trastornos variables de la memoria, de carácter transitorio, y esa etapa se puede confundir con Alzheimer).

Tratamiento

  • Hasta ahora no se dispone de un tratamiento curativo para la enfermedad.
  • Existen muchos fármacos que mejoran el cuadro clínico, y retrasan la progresión de los síntomas.
  • Los fármacos más utilizados son, la Memantina, Galantamina, Donepecilo, y Rivastigmina, este ultimo por vía oral o por parches transdérmicos.
  • Lo más importante es coordinar el tratamiento con los miembros de la familia del paciente, haciéndolos partícipe del mismo, lo cual facilita significativamente el manejo.
  • La familia debe tomar medidas de precaución, con respecto al afectado, pero evitando violar sus derechos como paciente.
  • Los cuidados en la casa deben ser permanentes para evitar accidentes domésticos fatales.

Escrito por: Dr. Edwin Espinal – Neurólogo

Deja un comentario